Detalle de una vivienda

Casa pasiva: en busca de un consumo energético casi nulo

Aunque puede parecer novedoso, el concepto de ‘ casa pasiva ’ surge ya en los años 80 en Alemania. Sin embargo, es precisamente ahora cuando se encuentra de plena actualidad. La preocupación creciente por el medio ambiente y también por el ahorro encuentran en las llamadas casas pasivas la solución perfecta. Y es que  desde el mismo proceso de diseño de la vivienda se procuran conseguir ambientes sanos y agradables con un consumo energético casi nulo. Desde Área de Arquitectura te descubrimos en qué consisten estas viviendas:

Las viviendas que siguen los criterios pasivos buscan un consumo energético muy bajo durante todo el año, aprovechando las condiciones climáticas del lugar en el que se construye la vivienda. O lo que es lo mismo, no se seguirán los mismos parámetros para construir una casa pasiva en Galicia que en Costa Rica, sino que se adaptará el diseño al clima de la zona.

Lo que sí se consigue en estas construcciones, sea cual sea su ubicación, es una temperatura agradable durante todo el año, que se genera por la forma de construcción de la vivienda, disminuyendo en gran medida el uso de calefacción y aire acondicionado.

¿Pero cómo se consigue una casa pasiva?

En primer lugar teniendo en cuenta los principios del diseño bioclimático es decir, valorando la zona, la orientación, la cantidad de radiación solar, las sombras… Y por supuesto, apostando por materiales de calidad, buscando un alto nivel de aislamiento térmico, utilizando sistemas de estanqueidad del aire…  Uno de los elementos más importantes de una casa pasiva son sus sistemas de ventilación continua, que renuevan constantemente el aire, lo que hace que el ambiente interior sea más sano y confortable.

Si quieres descubrir más sobre la posibilidad de diseñar una vivienda con estas características no dudes en ponerte en contacto con nosotros y concertar una cita en las oficinas de Área de Arquitectura, en Boiro ¡Estaremos encantados de resolver todas tus dudas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *